¿QUÉ ES LA EFICIENCIA?

¿Qué es la eficiencia energética?

Atendiendo a lo expuesto anteriormente, la eficiencia energética estudia todos aquellos procesos en los que interviene la energía. Los campos en los que suele actuar con mayor frecuencia son:

- Aislamientos térmicos

- Climatización

- Iluminación

  • Los litros de combustible que necesitamos para movernos de un sitio a otro
  • Los litros de agua que usamos en nuestra vida diaria
  • El dinero que gastamos para obtener los bienes y servicios que compramos
  • La cantidad de papel utilizado
  • Etc

¿Qué es la eficiencia?

La eficiencia se mide en cualquier proceso productivo como la relación existente entre el producto final obtenido y las materias primas necesarias en dicho proceso..

Por tanto, la eficiencia, es un concepto muy amplio que abarca casi cualquier aspecto de la vida.

 

¿Es lo mismo eficiencia energética

y ahorro energético?

No, es más, puede haber eficiencia sin ahorro y ahorro sin eficiencia.

El ahorro energético, implica únicamente ahorrar energía. Si por ejemplo apagamos las luces, ahorramos energía, pero estamos a oscuras… Esto no es eficiencia.

¿Por qué son importantes la eficiencia y el ahorro energético?

1º) La principal ventaja directa que se obtiene, como es evidente, es el ahorro económico. Un uso más eficiente de la energía implica un menor consumo energético y por tanto un menor gasto en dicho concepto.

 

2º) Por otro lado, una mayor eficiencia energética normalmente implica un menor consumo, y a su vez, un menor consumo conlleva una mayor independencia frente a las fluctuaciones en los precios de las energías convencionales.

 

3º) Una mejora en la eficiencia energética, ayuda a que las energías alternativas y limpias puedan tomar el relevo a las energías convencionales basadas en los hidrocarburos. Esto se debe a que aplicaciones que antes eran inviables, ahora son perfectamente viables debido a la reducción en las necesidades de consumo eléctrico.

Entonces ¿Por qué se habla de eficiencia y ahorro energético?

Muy sencillo. Cuando se incrementa la eficiencia de un sistema, podemos reducir costes o mejorar resultados, y en ambos casos tenemos ahorro.

Por ejemplo, Si sustituimos un coche que consume 10 l de gasolina cada 100 km por otro que consume 5 l cada 100 km, podemos obtener cualquiera de estos dos resultados:

  • Podemos recorrer 100 km por la mitad de dinero
  • Podemos recorrer 200 km por el mismo dinero

En ambos casos se obtiene un ahorro debido a la eficiencia energética.

 

4º) Si se mejora la eficiencia eléctrica, dispondremos de más energía para otras necesidades, que de otra forma implicarían un incremento en el ´Término de Potencia Contratado" .

 

5º) Un uso más eficiente de la energía evita tener que gastar continuamente en ampliar la red eléctrica de transporte, ya que podemos ir hacia donde antes era impensable: un mayor y mejor servicio energético con un menor consumo.